Tiene un lenguaje personal que no se corresponde con este con los modos y las modas de este inicio de siglo y posee un mundo inequívoco de obsesiones. Es sorprendente siempre y es capaz de mantener casi constantemente hipnotizado al espectador, que acepta gozoso la visión de unos paisajes, retratos y composiciones de gran belleza. En sus obras estoy seguro que el espectador podrá contemplar una enorme variedad de temas- paisajes, marinas, retratos y composiciones de figuras tratados con una excelente técnica y también rigor didáctico, como corresponde a las antiguas formulas impresionistas.

Francisco Agramunt (Critico de Arte)

Cala Tangó - Playa

Cala Tangó, Pintor Retratista, Alejandro Cabeza, Pintor Valenciano, Paisajes de Alejandro Cabeza, Paisajes de Jávea, Marinas de Alejandro Cabeza, Marinas de Jávea, Paisajes Marinos, Joaquín Sorolla, Aureliano de Beruete, Julio Peris Brell, Ignacio Pinazo, Rigoberto Soler,
Cala Tangó - Playa / Óleo sobre Tela 46 x 33 cm / Alejandro Cabeza 2018


Vuelvo a esta pequeña cala para estudiar estas rocas tan insinuosas. Y es que cuando el azul del mar de Jávea esta cerca casi cualquier rincón nos muestra diversas posibilidades, nuevas ideas que estan ahí. Siempre han estado ahí, solamente hay que esta atentos y dejarse llevar por el paisaje.

La cala Tangó en estos momento esta en plena destrucción. Con prohibiciones de paso y acceso por su peligrosidad, derrumbamientos y deterioro. El tiempo no perdona, los temporales tampoco pero menos aún el hombre. Este tramo litoral, uno de los más bellos de la costa valenciana, parece que no se salva de ninguna desgracia. 

El Tangó sufre una imparable erosión. El acantilado también se desintegra. Las redes de acero colocadas por Costas hace ya una década están hechas jirones. El incendio que en septiembre de 2014 devastó 444 hectáreas de la Plana y el cabo de Sant Antoni (parajes ambos del parque natural del Montgó) ha acelerado los desprendimientos en estas laderas. Incluso han rodado y caído al mar pinos calcinados.

Tras el incendio, llegó el destructivo temporal de enero del pasado año. Partió el arranque de la escollera de Levante del puerto y destrozó el pequeño mirador que, creado por la Dirección General de Puertos de la conselleria de Obras Públicas, se asoma a la desaparecida cala del Tangó y a la reserva marina del cabo de Sant Antoni. Quince meses después de la tempestad, todo sigue igual.

La Dirección General de Puertos planteó reparar el dique y el mirador por la vía de emergencia. Pero pronto cayó en la cuenta de que este tramo litoral forma parte de la reserva marina del cabo de Sant Antoni, que, a su vez, pertenece al Montgó. Consultó a la conselleria de Medio Ambiente sí antes de iniciar los trabajos debía efectuarse un informe de impacto ambiental. Este organismo le dijo que sí era preceptivo e inició la redacción de ese documento. Ahora las obras ya se licitarán por procedimiento ordinario.