Tiene un lenguaje personal que no se corresponde con este con los modos y las modas de este inicio de siglo y posee un mundo inequívoco de obsesiones. Es sorprendente siempre y es capaz de mantener casi constantemente hipnotizado al espectador, que acepta gozoso la visión de unos paisajes, retratos y composiciones de gran belleza. En sus obras estoy seguro que el espectador podrá contemplar una enorme variedad de temas- paisajes, marinas, retratos y composiciones de figuras tratados con una excelente técnica y también rigor didáctico, como corresponde a las antiguas formulas impresionistas.

Francisco Agramunt (Critico de Arte)

Paisaje de Tabarca

Paisaje de Tabarca, Alejandro Cabeza, Galería Gaudi, Galería Antiqvaria, Eka & Moor Art Gallery, Subastas Goya, Subastas Durán, Subastas Ansorena, Alcala subastas, Arce Subastas, Apolo subastas, Subastas Setdart
  "Paisaje de Tabarca por Alejandro Cabeza"

El islote flota solitario en medio del mar como una tortuga huraña, pronta a verter su escepticismo sobre el ocasional visitante. Es casi una circunferencia perfecta, una suspicaz figura geométrica que se cierra sobre sí misma. Desde la cubierta del barco se diría una presencia imponente. Sin embargo, él sabe bien que en realidad se trata de un lugar de dimensiones muy reducidas, apenas un peñasco desgajado del mundo. Un paradójico universo en el que resulta muy fácil perderse: en el que es fácil entrar, pero del que rara vez se puede salir. Su caso es la prueba evidente. Se marchó de allí más de treinta años atrás, cuando cerraron el penal, pero en realidad nunca se fue del todo. Aun cuando estaba ya muy lejos, en otra vida, siguió haciendo sus habituales rondas y bromeando con los muchachos. Una parte de él le había visto partir desde el embarcadero el día que se marchó. Ni siquiera se despidieron; aunque se miraban melancólicos, sabían que volverían a encontrarse...


Fragmento: Sueña el pasajero de Caronte con Jardines de piedra

Salomé Guadalupe Ingelmo